Petfacebook

Macotas y adultos mayores

27

Oct

2011

En este blog nos hemos detenido a hablar largo y tendido sobre los beneficios que nos puede traer una mascota; desde la cura a la soledad hasta un potencial para hacer ejercicio y conocer otras personas con nuestros mismos intereses.

De la misma forma hemos hablado que hasta en casos de jóvenes con problemas de sociopatía se han logrado mejorías reales con la presencia y la responsabilidad de un perro o un gato.

Son muchos los sectores que se ven beneficiados ante este “tratamiento” por lo que hoy vamos a hablar de otro: los adultos mayores.

Al igual que ocurre en otros casos la presencia de una mascota puede mejorar, en gran medida, la calidad de vida de las personas de la tercera edad y las razones, aunque sencillas, son maravillosas.
Una de las primeras cosas que se han notado es que el hecho de que un adulto mayor tenga una mascota le “reanima” su sentido de la responsabilidad: al encontrarse con un ser que lo necesita para sus más básicas necesidades, hace que desarrolle una sensación de utilidad, es decir, siente que de nuevo “sirve para algo”.

El siguiente factor que entra en juego es que el mantenimiento, la alimentación y el cuidado del animal le genera a la persona anciana una rutina: la entrega de comida, el juego, la hora de los “apapachos” hacen que este establezca algo perdido: una serie de pequeños (y al parecer intrascendentes) objetivos a lo largo del día.

Otro de los factores que entra en juego es que las mascotas, sobre todo los perros, “sacan de la casa” a la persona mayor: cuando se siente obligados a pasearlos y a ejercitarlos (tal como ocurre con cualquiera que tenga un animal y lo cuide) se ve forzado a realizar un ejercicio que tal vez de otro modo no haría.

Los animales de compañía también sirven para dar esas “pequeñas preocupaciones” que tal  vez ya caen dentro de la hipocondría: la persona de la tercera edad le “adjudica” males y enfermedades a los animales que tal vez podrían preocuparlos en su propia salud.

Para documentar un poco estas afirmaciones podemos hablar sobre diversos estudios que se han hecho (en Estados Unidos sobre todo) relativos al tema y que han detectado que la gente de la tercera edad con mascotas reportan menores niveles de hipertensión y de colesterol que los que no tienen; otros estudios han demostrado que pacientes con mascotas tienen mayores posibilidades de recuperarse plenamente de un problema cardiaco.

De la misma forma, y de acuerdo con un estudio realizado por la Sociedad Geriátrica Americana, el cuidado de un perro o un gato ayuda a los adultos mayores a superar la depresión y la soledad causadas por la pérdida de un ser querido o el no tener parientes o amigos cercanos con quien relacionarse.

Así que para estos casos, y cualquier otro de soledad, angustia o depresión, muchas veces un ladrido o un maullido puede ser la mejor terapia.

No hay comentarios

Dejanos tus comentarios.

Necesitas estar registrado para escribir un comentario.

Ingresa con facebook y participa.

¿Que cachorro elegir?

¿Tu felino tiene sobrepeso?

Más Artículos

Anuncios

Anuncios

Cloud Tag

adoptar información terapias peligroso ga vida daschund alergias anatomía protección pequeños caricias peligros síntomas adopta pulgas rescate comportamiento

Patrocinadores